Blog :

El paradís // Diari de rodatge

El paraíso // Diario de rodaje

Vamos con Penias y Paul, dos médicos del equipo de Public Health delHospital de Lihira localizar posibles casos de la enfermedad de pian entre la comunidad que vive en la pequeña isla de Malí, situada en frente de Lihir. La única manera de llegar es a bordo de un "banana boat", pequeñas embarcaciones de motor que usan para moverse entre las diferentes islas. El viaje hacia el mar nos permite ver vistas de postal que parecen el paraíso.

L'equip de Public Health de l'Hospital de Lihir s'ha de desplaças en barca a les altres illes. En aquesta ocasió, estan arribant a la illa de Mali, la més propera a Lihir.
El equipo de Public Health del Hospital de la Lihir tiene que desplazarse en barco a las otras islas. En esta ocasión, a la isla de Mali, la más cercana a Lihir.

Comenzamos a navegar en dirección este, a medida que nosa vamos alejando de Lihir, cruzamos la barrera de coral y nos adentramos en aguas cristalinas, llenas de peces de colores llamativos y sorprendentes. De repente, ante nosotros, una isla llena de palmeras, con arena blanca y agua turquesa espectacular. Cuando llegamos, a pie de playa, un chico enfila cocos con una caña. Así es como los transportan para llevarlos a sus poblados y repartirlos entre la familia y los vecinos.

Nens creuant un camp a l'illa de Mali (Papua Nova Guinea)
Niños cruzando un campo en la isla de Mali (Papúa Nueva Guinea)

En esta isla, que en realidad son 3, una particularidad: los niños cruzan de una isla a la otro por el mar para ir a la escuela cuando la marea está baja. La gama de colores que se conforma entre la playa, los árboles, el mar y el cielo que amenaza tormenta forman esa imagen de postal típica con la que a menudo nos anuncian el paraíso. Nos sentimos muy afortunados de poder disfrutar de este paisaje que, creemos, difícilmente volveremos a ver...

 

Temps // Diari de rodatge

Tiempo // Diario de rodaje

Vamos siempre a contrarreloj, con horarios marcados y metas diarias. Es nuestro ritmo diario, todo tiene que ser rápido, ágil, fácil, inmediato. Es el estrés de los países ricos. En este rodaje hemos traído nuestra rutina de occidente, unas jornadas largas e intensas, una planificación de rodaje muy clara y definida, que se va atropellando a medida que vamos conociendo gente y nos vamos reuniendo con los trabajadores delHospital de la Lihir. Pero hay algo que no hemos contemplado en nuestro planning y que nos altera los planes. Aquí, los horarios son relativos y las cosas se hacen, o no. "It‘s PNG (Papua New Guinea) time. Relax! ", nos dicen. El tiempo no corre igual para ellos.

El domingo asistimos a la misa que se celebraba en la iglesia del pueblo de Rasese, en la isla de Namatanai. La misa era a las 8. David y yo habíamos quedado para el desayuno a las 6:30, pero no nos lo sirvieron hasta pasadas las 7. Habíamos planificado con el equipo, salir a las 7:30 y terminamos arrancando pasadas las 8. Nerviosos, estresados porque llegábamos tarde y nos perderíamos todos los planos de la gente llegando a la iglesia, decíamos a nuestros guías: "vamos, tenemos prisa! No podemos llegar tarde, no tenemos tiempo." Nos miraban, hablaban entre ellos en "tokpisin", la lengua local, y reían. Finalmente, a las 8 y cuarto estábamos en la puerta de la Iglesia. Todo vacío. Nadie. "Y el cura?", Preguntamos. "Todavía no ha llegado", nos dijeron. Del resto de gente, ni rastro. Finalmente, llega un señor muy mayor, arrastrando los pies, y acabándose de vestir mientras camina con muuuucha calma. Era el cura.

Una vez hechas las presentaciones y explicaciones pertinentes, le preguntamos a qué hora empezará la misa. "Cuando la gente llegue", nos responde. Un rato más tarde, coge un gato de coche y pica en una bombona de oxígeno vieja y oxidada. Son las campanas a misa. 20 minutos las vuelve a tocar. Y a esperar. A que la gente vaya llegando. Poco a poco, el pueblo se despierta. Es domingo, y el ritmo es incluso más lento que de costumbre. La misa de las 8 finalmente empieza a las 9 y media. Pero a nadie le importa. ¿Qué prisa hay? Todo el mundo ha podido asistir a la misa. Hemos tenido tiempo para todo. Hemos tenido todos los planos que necesitábamos. Ellos han estado tranquilos y relajados. Nosotros nerviosos y sufriendo para cumplir el plan del día, que finalmente ha salido bien.

Quién es quien tiene malentendido el mundo?

Loteria // Diari de rodatge

Lotería // Diario de rodaje

Yo no puedo sino pensar que nacer aquí o allí es fruto del azar, una lotería. Recorrer los pueblos de este país es ver a muchos niños por las calles, por las carreteras, por los mercados, por la playa... Niños con heridas, llagas, enfermedades, etc.. Unos niños que muchas veces son un simple número. El primer hijo, el segundo, tercero, cuarto... y así hasta siete, ocho, etc... Y cada uno que llega consigue desplazar al anterior, y las atenciones, que ya son pocas, disminuyen aún más.
Aquí uno tiene la sensación de que los niños no se buscan, simplemente se tienen. Sin pensarlo, sin planearlo, sin querer. Ayer conocimos a Loie. Un niño de 3 años con una enorme herida en la cabeza. Una úlcera grande como una castaña, abierta e infectada, que nos impactó mucho. La madre nos explicó que hacía 2 años que la tenia!!!!!! Que en 2013 le pusieron 3 inyecciones de penicilina, pero que no se le había curado.
Como madre me choca mucho ver esta actitud entre resignada y pasota de su familia. Qué padres se quedan impasibles viendo como pasan las semanas, los meses y los años sin que su hijo se cure? Como puedes quedarte de brazos cruzados cuando ves que esa herida no sólo no se cura sino que va a más?
Cuando uno es padre sufre por sus hijos, sólo quieres cuidarlos lo mejor que puedas, pero sobre todo protegerlos, que no sufran. Simplemente, sale de dentro, sin pensarlo.
No te conformas con ver si el tiempo le cura un dolor, no te tranquilizas con la explicación y la inyección de un médico si no disminuye el mal. Buscas segunda, tercera, cuarta y tantas opiniones como haga falta. Remueves cielo y la tierra para que tu hijo se cure. O al menos lo intentas con todas tus fuerzas.
Es evidente que en el país donde estamos el sistema sanitario está a años luz del nuestro, que el acceso a la salud es otro radicalmente inferior, que aquí ni pueden, y en ocasiones ni piensan, viajar a otro hospital más grande pero más lejano, como tampoco se plantean contrastar diagnósticos. Pero, para mí, es una cuestión de actitud, de lucha. Aquí, sin embargo, simplemente los padres saben y conviven con el hecho de que los niños se ponen muy enfermos. Que aquí los niños mueren. Y que aquí esto es así. La vida es así. Y la vida sigue.

Dos nens de Papua Nova Guinea jugant. Nèixer aquí o allà és una loteria.
Dos niños de Papúa Nueva Guinea jugando

A mí me parece resignación. Confieso que me cuesta.
Y sólo me viene a la cabeza que nacer aquí o allá es una auténtica lotería. Y a nosotros, definitivamente, nos ha tocado.

“Master i Missis” // Diari del rodatge

//Journal "Amo y señora" de los disparos

Hoy ha sido el primer día que nos hemos metido en la realidad de la isla de Lihir. Acompañados por Jimmy, nuestro contacto local, hemos recorrido varios pueblos y hemos conocido a varias familias. Nos llaman "Master" y "Missis", así es como llaman a los hombres y las mujeres blancas.
Los niños se nos acercan, nos miran con curiosidad y enseguida nos dan la mano. Los más pequeños lloran, "los blancos les dan miedo", nos explican.

Aquesta nena, anomenada Evelyn, tenia una ferida de pian.
Esta chica, llamada a Evelyn, tenía una herida de pian.

Con ellos hemos topado con la cruda realidad de la isla de Lihir: comunidades analfabetas, sin recursos, que viven en condiciones de miseria absoluta y donde los hombres y las mujeres "no hacen nada", según nos cuentan ellos mismos.
Sin agua potable ni corriente, en estas casas viven hasta 10 personas. Los niños y niñas se pasan el día sin ropa y descalzos, jugando por un suelo lleno de suciedad. El mismo suelo donde se pasea alguna gallina, algún cerdo, donde hay restos de comida y donde los padres escupen constantemente, sin ningún pesar ni precaución.

Cuando preguntamos al padre cuántos hijos tiene, lo tiene que pensar, no lo recuerda a la primera. La madre lo tiene más claro: "4", nos dice. Pero cuando le preguntamos cuántos años tiene ella, nos contesta que no lo sabe. No lo ha sabido nunca.

Nena anomenada Berta
Niña llamada Berta

Ella es Berta. Tiene sólo 2 años de edad, tiene la barriga inflamada y la piel llena de heridas, debido a la suciedad que la rodea. Está desnutrida, su dieta se basa en patatas y arroz, y durante semanas no comen ninguna proteína. Mientras hablaba con ella y sus padres, aparece su hermana mayor. Se llama Evelyn, tiene "10 christmas", 10 años. De repente, nos damos cuenta de que en el tobillo tiene una herida inmensa, que supura y le duele. Es una herida de pian. El padre no se acuerda de desde cuando tiene. "Tal vez desde antes de Navidad?", preguntamos. "Sí, tal vez," responde. "No sé". Pero no la han llevado al médico.

Awareness a la comunitat
Awareness a la comunidad

El personal del Hospital de Lihir hace visitas constantes a comunidades como estas para explicarles medidas de higiene, hábitos que tienen que cambiar y precauciones que deben tomar para que los niños no se pongan tan enfermos. Pero como le dices a una familia analfabeta y que no tiene nada que los niños tienen que ir vestidos y calzados, que se deben lavar todos los días y que los padres no deben ir escupiendo en el suelo todo el rato?

A nosotros nos parece sentido común, pero cuando ves este entorno, lo único que se siente es impotencia.

Si quieres ver el trailer del documental "Donde acaban los caminos" ("Donde acaban los caminos") y conocer más sobre el proyecto, clica aquí.

Papua Nova Guinea // Diari del rodatge

Papúa Nueva Guinea // Diario del rodaje

Papúa recibe el nombre de "the country of the unexpected". Aquí, dicen, cualquier cosa te puede sorprender en cualquier momento.
Y así está siendo. El primer gran contraste es que aquí está la caldera Louise, un volcán que aloja una de las minas de oro más grandes del mundo. De aquí salen toneladas de oro cada semana hacia los mercados internacionales, de la mano de la empresa que lo explota, la australiana Newcrest. A pocos kilómetros de todo este oro, la miseria y la desnutrición son el paisaje constante.
En el poblado donde está instalada la minera, y donde se alojan todos sus trabajadores, las condiciones y comodidades son las de cualquier país desarrollado.
Más allá de la cerca de la mina, la población local vive sin electricidad, sin agua corriente ni potable y con comportamientos y costumbres ancestrales: de los alimentos, vestido, hasta un consumo constante y adictivo de la combinación de una semilla y una hoja llamada "betel", decimos, ligeramente estimulante de efectos, pero deja toda la boca, los dientes incluidos , teñido con rojo.
El David filma una dona mentre alimenta els porcs
David filma a una mujer mientras alimenta a los cerdos
Aquí, nos cuentan, abiertamente, como "las mujeres son las que hacen los trabajos duros, las que más peso cargan y transportan, las que cocinan, las que se ocupan de los niños, y alimentan los cerdos" (animal muy preciado que se mata en ocasiones y fiestas especiales). "Mientras tanto," dicen, "ellos, los hombres, sencillamente, no hacen nada, yacen y" mastican betelnut ".
Si quieres ver el trailer del documental "Donde acaban los caminos" ("Where the roads end"), clica aquí.
Hospital de Lihir // Diari del rodatge

Hospital de Lihir // Diario del rodaje

Hoy hicimos los primeros contactos con el equipo médico con el que trabaja Oriol en el Hospital de Lihir.
Asistimos a una de las reuniones regulares que mantiene con los médicos y responsables de área.
El Dr. Mitjà nos explica que esto es un hospital austero, pero muy bien equipado en comparación con la mayoría de los hospitales de zonas rurales de otros países subdesarrollados.
Sala d'urgències de l'Hospital de Lihir
La sala de urgencias del Hospital de la Lihir
Y es que aquí, en los últimos tiempos, han comprado nuevos equipos (un aparato de rayos x y un quirófano), tienen medicamentos bien almacenados con el frío necesario y son muy estrictos con la higiene: limpian tres veces al día las diferentes salas donde tratan a los pacientes. Esto es debido a la inversión de la empresa minera de Lihir, que explota la reserva de oro más grande del mundo situada en la ciudad, y que cuenta con una planta donde procesa los lingotes y los envia por todo el mundo. La empresa ha decidido devolver parte de sus beneficios a la comunidad ampliando los recursos del hospital, construyendo infraestructuras y mejorando la salud y la educación de la población.
Primer dia a Lihir // Diari del rodatge

Primer día en Lihir // Diario de rodaje

Finalmente hemos llegado a la isla.
Han sido 46 horas de viaje seguidas, 4 aviones y 4 escalas.
La última, una avioneta de hélice de 30 plazas, que te lleva de Port Moresby (capital de Papúaa Nueva Guinea) a la isla.
Una pista de aterrizaje muy corta y de arena es el primer impacto que tenemos de la isla. El segundo, el recibimiento que nos hace el Dr. Oriol Mitjà y tres personas de su equipo a pie fuera de pista. Oriol está muy contento con nuestra llegada, somos la primera visita que recibe en los 3 años y pico que lleva trabajando en Lihir.

Documental en marcha

A partir de este miércoles y durante un mes y medio, una parte del equipo de Broadcaster Productora Audiovisual se desplaza hasta Papúa Nueva Guinea para comenzar el rodaje del documental "Donde acaban los caminos" (“Where the roads end”).

Iniciaremos las tareas burocráticas y de producción para llevar a cabo el seguimiento audiovisual del doctor Oriol Mitjà y su lucha para combatir la enfermedad de Pian en el hospital donde trabaja: en la isla de Lihir, en Papúa Nueva Guinea.

Clica en el enlace si quieres ver el Teaser "Donde acaban los caminos"

El documental lo dirige Noemí Cuní y lo realiza David Fontseca.

"On acaben els camins" ("Were the roads end")
"Donde acaban los caminos" (“Were the roads end”)